Para entender qué es un asesor comercial quizás basta con decir que es un individuo cuya actividad profesional está relacionada con el asesoramiento sobre un determinado producto o servicio con el objetivo de llegar a un acuerdo comercial provechoso para sus clientes. Esta figura, como bien sabes, brinda al cliente una serie de alternativas y recomendaciones de inversión que se ajusten a ciertas variables y reporte un beneficio. La relación entre el asesor y el cliente debe basarse en la confianza. El asesor debe cuidar los intereses de su cliente como si fueran los suyos y pensar a largo plazo porque es la opción de crear una buena relación y conseguir una fidelización.

Definición del asesor comercial

Si te preguntas qué es un asesor comercial podemos decir que es un consultor de ventas capaz de convencer a los clientes de la compra de un producto o adquisición de un servicio. Además, debe tener la capacidad de hacer entender que la compra es necesaria y ofrecerla a un buen precio.

"La gestión de un asesor debe ser competitiva y destacar por su proactividad e implicación en el proceso comercial". Durante el proceso comercial, el equipo de venta  y este debe buscar los motores correctos para alcanzar los objetivos establecidos.

Un buen asesor realiza distintas prospecciones, organiza su tiempo, establece los contactos, prepara las visitas y descubre nuevos sectores antes de realizar la venta. Posteriormente, hará una buena propuesta y presentación de su producto y servicio para cerrar la venta, tras librar las diferentes objeciones. Es decir, su labor aun siendo comercial, tiene un gran cariz de consultoría.

Requisitos para un buen asesor comercial

No obstante, dentro de los retos del asesor tenemos la oportunidad de valorar los cambios que experimenta el mercado, así como enfatizar en la importancia de que el vendedor conjugue con los retos e intereses de la empresa. Por lo tanto, cualquier asesor comercial debe tener una buena actitud y determinación para vender su producto o servicio porque en el camino hay dificultades con las que se puede encontrar. Además, si tiene confianza en sí mismo y su producto sabrá que es la persona adecuada.

La paciencia y la perseverancia debe focalizarse constantemente en el objetivo, además de ser siempre honesto y sincero con lo que se puede ofrecer. A todo esto hay que añadir una buena comunicación y facilidad de palabras para poder comunicar claramente las ideas y ofrecerlas de una manera propia y coherente. Una vez se consigue esto, podemos señalar que los requisitos de contar con un perfil de asesor comercial se resumen en los siguientes:

  • Un buen asesor defiende a ultranza a la empresa que representa por lo que siempre valorará las necesidades más ventajosas para esta. La pasión se centra en estar orgulloso de contribuir con un valor añadido para la compañía.

  • Hay un objetivo claro que es ayudar y satisfacer al cliente de forma personalizada. Los productos tienen una características que les definen y sus beneficios están muy ligados a estas. El asesor buscará cómo satisfacer lo mejor posible dentro de la percepción de exclusividad.

  • Un asesor excelente tiene un alto componente de humildad porque su foco se centra en hacer siempre mejor su trabajo. De hecho un trabajo bien hecho le hará sobresalir por encima de la media y consecuentemente brindará muchas ventajas a su compañía y empresa.

  • La imagen es fundamental porque le representa a él y la empresa. A la imagen se suman las actitudes adquiridas, innatas y su capacidad de involucrarse en el entorno laboral.

  • Un asesor competitivo al que le gustan los retos, encontrará en cada dificultad una oportunidad.

En resumen, un buen asesor es un gran vendedor que ha sabido encontrar una necesidad en un cliente que debe cubrir. Por ese motivo, empatizar y comunicarse de forma hábil ayuda en gran medida a conseguir sus objetivos. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis